Alumnos toman clases en escuela semi abanadonada y graffiteada en Edomex

enero 18, 2018

FacebookTwitterWhatsAppShare

Anuncio no disponible

Los grafitis hacen la función de la pintura que falta en los salones improvisados de un edificio sin concluir de la secundaria Emiliano Zapata, en Calimaya, donde 130 alumnos toman clases todos los días, desde hace ya casi cuatro meses tras el temblor.

La escuela que se localiza en el Fraccionamiento Valle del Nevado fue pintada por padres de familias, también colocaron vidrios a las ventanas, y pizarrones, los baños apenas son cubiertos con cortinas, el portón principal fue instalado hace dos semanas tras una donación.

Antes del sismo del 19 de septiembre, los estudiantes tomaban clases en espacios adjuntos pero quedaron destruidos, tuvieron que tomar y adecuar el inmueble que estaba en obra negra ya que la constructora Homex se declaró en quiebra, ahora los tres grados siguen su aprendizaje.

Los padres de familia han apoyado en cuanto a materiales necesarios para el desarrollo tanto de las actividades e infraestructura de la escuela, la función de los profesores se sigue desarrollando conforme al calendario que tenemos programados, dijo Juan Carlos Toledo, maestro.

En las aulas se observan tapas eléctricas sin concluir, la barda perimetral de seguridad no da la confianza que maestros y papás quieren, hubo días en que los adolescentes tenían que llevar sus propias sillas, incluso los padres acudían para evitar ser víctimas de algún tipo de delito.

La asamblea de padres decidió hacer aportaciones para evitar que sus hijos truncarán su formación académica, los cristales para mitigar las bajas temperaturas de los últimos días y otros materiales que necesitan para desarrollar sus actividades, las ganas se enseñar siguen intactas.

Es complicado, pero nos tratamos de adaptar, lo más importante es que los chicos no se queden sin clases, con ganas y voluntad todo se puede, insiste el docente mientras observa todo lo que le falta al edificio para ser una escuela digna, pero sabe que van a concluir el año escolar.

El plantel educativo forma parte de un fraccionamiento ajeno al ayuntamiento que tampoco hace mucho por dotarlo para mejorar sus condiciones, pero padres piden más seguridad ante la vulnerabilidad, las paredes son bajas que cualquier persona se puede brincar sin problema.

Las condiciones no solo son difíciles para alumnos y catedráticos, sino para los padres que temen por la inseguridad, pero buscan continuar con sus estudios de secundaria, solo están listas las tres aulas, el reto es complejo pero Juan Carlos asegura que no va a claudicar ni los alumnos.

Advertisements
FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias del estado de México en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu municipio a nuestro telefono (55) 44041699