CRÓNICA: María fue brutalmente violada y torturada en Ecatepec; autoridades le retiran ayuda

febrero 20, 2018

FacebookTwitterWhatsAppShare

Anuncio no disponible

La vida de María cambio desde hace 10 meses, después de que en la colonia San Agustín Segunda Sección,  fue  levantada,  torturada, violada y abandonada  por sus agresores junto a un canal,  pensando que estaba muerta,  hechos por los que no hay ningún avance en la investigación y el área de Protección a Víctimas sorpresivamente le retiró el apoyo que le brindaba para pagar la renta del domicilio a donde fue enviada para resguardar su  seguridad,  con el argumento de cambio de gobierno.

Como se recordará, fue el 22 de abril del 2017,  que María, quien tenía  más de tres meses de embarazo, salió  de la tienda Elektra ubicada en avenida Lourdes, para dirigirse  a Coppel de Plaza Aragón, cuando  desconocidos la drogaron con cloroformo y  la subieron a una camioneta negra  para llevársela.

Fue al día siguiente que María, quien trabajaba para la empresa “Soluciones Integrales de Marketing”,  fue dejada entre  tumultos de basura a las orillas del Gran Canal, a la altura de la colonia Jardines de Casa Nueva e ingresada a la clínica 68 del IMSS, donde mostró todas las marcas que le hicieron los agresores que abusaron sexualmente de ella, por lo que mientras la torturaban, perdió al bebé que esperaba, como lo dimos a conocer cuando sucedieron  los hechos,  en la nota ; https://afondoedomex.com/zona-oriente/maria-salio-viva-del-infierno-cayo-en-manos-de-violadores-y-asesinos-seriales-de-ecatepec/, mismos que no ha podido olvidar y  que destrozaron su vida.

“El miedo aún me atormenta, siento  que en cualquier momento me voy a encontrar a los hombres que me secuestraron y me hicieron tanto mal, y a consecuencia del ataque tuve que dejar el hogar donde vivía y separarme de mis dos hijas, desde entonces estoy sometida a tratamientos  médicos, para poder controlar mis nervios que aún sufro y que me quitan el sueño, solo de pensar que esos seres del mal estén libres e inclusive causando daños a otras personas, porque recuerdo que en el cuarto donde me tenían vi más prendas de mujeres”, platicó María.

Explicó que derivado de esto, perdió su trabajo en la empresa también conocida como TOPMK S.A, donde se comprometieron seguir brindarle el servicio médico mientras se recuperaba para darle empleo nuevamente, sin embargo, le quitaron el seguro y  aunque ha salido a buscar trabajo, tampoco le brindaron ese apoyo para contratarla en  tiendas donde ofrecen sus productos,  en la zona  donde ahora vive, y por comentarios de compañeras de trabajo, lamentó enterarse que el supervisor de nombre  Eduardo Sosa y la coordinadora  Zenaida Vaca, nunca creyeron lo que le había pasado y no le dieron importancia a su caso, que pasó desapercibido.

Triste y preocupada, comentó que las autoridades le brindaron el apoyo por medio de Protección de Víctimas del Delito para que su pudiera cambiar de domicilio y pagará una renta, sin embargo, dijo desde hace dos meses le quitaron el apoyo, con el argumento que hubo cambio de gobierno y ahora junto con la fiscalía la traen vueltas y vueltas para no apoyarla.

Reiteró que han pasado ya diez meses desde  que fue privada de su libertad, torturada y violada, y al perder su bebé también tuvo que deshacerse de la ropa y cuna que habían comprado al atravesar por problemas económicos, sin que hasta la fecha  las autoridades tengan un avance en la investigación para dar con los demonios que le causaron tanto daño.

“No puedo olvidar lo que me pasó, aunque la mayoría de  huellas de heridas  que me hicieron con una cúter y las marcas de quemadura de cigarro ya desaparecieron de todo mi cuerpo, las heridas que dejaron en mi mente y mi corazón con nada podré borrarlas, por eso los quiero ver presos, para que no sigan haciendo daño, todavía recuerdo que aunque estaban encapuchados uno de ellos tenía piercing  alrededor de toda la boca, y el segundo un tatuaje de serpiente de colores en uno de sus brazos, y recordé que también se hablaban con claves como las que utilizan policías”, reiteró María.

Recordó que de la chica, alegre  y sociable no quedó nada, y que la sonrisa se borró de su rostro y ahora solo padece ansiedad y nerviosismo además de derramar lágrimas por la pérdida del bebé que esperaba a consecuencia de   la desgracia que le pasó,  además de enfrentar miedo al caminar por las calles.

Finalmente, insistió en que presiente que las autoridades olvidaron dar continuidad a su caso y que es la razón por la que pretenden quitarle el apoyo a víctimas, y derivado de  que la cambiaron de domicilio  tiene que pagar una renta y solo su marido tiene empleo, porque ella no ha podido encontrar,  además de tener que gastar  en su tratamiento médico para superar lo que le pasó, por lo que exige se haga justicia para que ella pueda volver a vivir tranquila, aunque su vida nunca será como hace unos años y no existe pastilla que borre esos malos recuerdos de su memoria.

Advertisements
FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias del estado de México en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu municipio a nuestro telefono (55) 44041699