MISTERIO: Alguien se llevó a Diana, Jaime y Ángeles; dejaron a la bebé con un número en su brazo

POR: / enero 6, 2018

FacebookTwitterWhatsAppShare

ECATEPEC, Méx.- 6 DE ENERO DE 2018.- Agustín se encuentra desesperado buscando a su esposa que desapareció junto con su hermano y su cuñada a bordo de un auto después de que salieron de los Héroes Primera Sección a vender juguetes, acompañados de su pequeña de seis meses que extrañamente fue encontrada  en una banqueta, cerca de un centro de salud de Maquixco, en Teotihuacán, y ahora teme por su seguridad.

Angustiado,  Agustín dio a conocer  que el jueves por la mañana su esposa, Diana Laura Mejía Garnica, de 23 años de edad, fue a dejarlo al trabajo y se dirigió junto con sus tres hijos a casa de su suegra ubicada en Los Héroes.

“Mi hermano Jaime Sandoval Ortega que  vive en Tonanitla me habló y dijo que estaba vendiendo juguete para que fuera a verlos, le llamé a mi esposa Diana para que se trasladará a Tonanitla a checar  los juguetes que necesitara para nuestros niños, y así lo hizo”, explicó.

Fue cerca de las 14:00 horas que Diana regresó a la casa de su mamá y le encargó a sus otros dos pequeños de 4 y 2 años de edad, se llevó a  Mía, su pequeña de 6 meses y acompañó a Jaime y a su esposa  de nombre Ángeles Sánchez Flores a ofrecer algunos juguetes con sus amistades, con la finalidad de venderlos, a bordo de un vehículo tipo Golf, color gris oxford,  con placas de circulación  MKW-64-10, del Estado de México, el cual no contaba con la parrilla y además en el toldo tenía un agujero con forma de quemacocos, que apenas pensaba instalarle.

“Mi mujer, Diana, también se llevó un scanner, porque iban también a pasar a escanear un vehículo y fue la última vez que se les vio”, relató Agustín.

Platicó que cerca de las 14:42 de la tarde del jueves, Diana le envió un mensaje diciéndole que lo extrañaba, pero que después aunque le estuvo marcando a su celular, ya no le contestó e inclusive le envió un mensaje donde cuestionó el porqué no le contestaba.

Extrañamente, a las 17:00 horas, recibió una llamada a su teléfono  por parte de policías de San Juan Teotihuacán, quienes notificaron  que habían encontrado una bebé envuelta en una cobija color azul, sobre una banqueta, cerca del centro de salud de Maquixco.

“Primero pensé que se trataba de una extorsión, pero escuché un radio de su frecuencia policiaca y ahí ya tuve confianza, me dijo que mi número lo traía escrito  con un plumón negro en su bracito  izquierdo, por eso marcaron, les pedí me dieran unos minutos para llamar a mi esposa quien no me contestó, al igual que mi hermano”, narró.

Así fue que se trasladó  a la fiscalía de Teotihuacán, en compañía de su suegra, y al llegar al lugar ratificaron que era su niña y que además también su número telefónico  estaba escrito en su piernita, aparte del que tenía en el brazo, y que gracias a la Fundación Delos pudieron entregársela y evitar se la llevaran algún albergue o casa hogar de la zona.

Indicó que preguntaron con amigos y familiares con quienes pretendían ofrecer el juguete que su hermano vendía, pero les informaron que no tenían noticias de ellos porque no habían llegado a visitarlos.

“Fuimos a verificar al lugar donde dejaron a mi niña, pero vecinos dijeron no haber visto nada, incluso unos albañiles comentaron que mientras estaban realizando trabajo dentro de una vivienda, al salir vieron que la pequeña estaba abandonada, pero no escucharon  ningún ruido y no supieron quien la dejo ahí”, recalcó Agustín.

Insistió que se le hace extraño que hayan llegado a ese lugar, donde no contaban con cámaras de seguridad y hasta el momento no saben nada de ellos.

“Ahora temo por su seguridad y estoy seguro que mi esposa Diana imploró para que nuestra niña no sufriera y pudieran dejarla en un lugar donde sabia podríamos encontrarla y no se sabe cómo  logró  también escribir mi número  telefónico en el brazo de mi niña, a quien todavía la alimentaba dándole pecho, por eso sé que alguien se los llevó, porque es muy extraño, nada tenían que ir hacer allá”, refirió.

Diana vestía mallón color negro y una blusa blanca de tirantes con la figura de un puma, así como tenis, mientras su hermano, Jaime, de 32 años de edad, usaba pantalón y tenis negros además de camisa azul, y su cuñada, Ángeles, un pants  negro, playera azul claro y llevaba el cabello recogido.

Fue así que en su desesperación  procedieron a levantar la denuncia de hechos que quedó registrada con el NUC ECA/ECA/ECA/034/002871/18/01 y NIC ECA/ECA/00/MPI/084/00108/18/01, así como registro de ODISEA: ODI/ECA/A/018/2018, volante y  fotografías de los desaparecidos que familiares y amigos comenzaron a difundir  a través de las redes sociales, para lograr dar con su paradero.

Ahora Agustín, quien señaló tienen su domicilio en Ciudad Cuauhtémoc, junto con familiares, compañeros de trabajo, vecinos de su comunidad y de los Héroes Primera, donde fue la última vez que se les vio, iniciarán  a repartir volantes en diversas comunidades y recalcó que no descansará hasta encontrar a su hermano Jaime, a Ángeles y  a su esposa Diana, con quien lleva 8 años de casados y tienen tres hijos pequeños que la extrañan.

Al entrevistarlo, dijo también que  quiso dar a conocer cómo sucedieron los hechos, debido a malos comentarios que se han divulgado en las redes sociales, porque su esposa, su hermano y su cuñada pueden estar en peligro.

Finalmente, apoyado por la Fundación DELOS y Solidaridad por las Familias, hizo un llamado a las autoridades y sobre todo al fiscal mexiquense para que se realicen las investigaciones correspondientes y lograr encontrar a quienes extrañamente desaparecieron sin dejar rastro al salir a vender juguetes a lugares a donde no llegaron, y pide a la ciudadanía también puedan ayudarlos aportando datos en caso de haberlos visto en algún lugar.

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias del estado de México en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu municipio a nuestro telefono (55) 4404-1699