Procuraduría pierde pruebas de la violación de un niño de Chimalhuacán

POR: / julio 22, 2014

FacebookTwitterWhatsAppShare
Los padres del niño violado reclaman a la Procuraduría General de Justicia del Estado de México justicia para su hijo.

Los padres del niño violado reclaman a la Procuraduría General de Justicia del Estado de México justicia para su hijo.

CHIMALHUACÁN, Méx.- 22 DE JULIO DE 2014.- Cuando pensaban que no podía haber nada peor que la violación que sufrió su hijo de cuatro años de edad, ahora sufren la negligencia de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México para aplicar justicia.

El 23 de mayo pasado, al regresar de su trabajo como vendedora de chácharas, Macrina Ramírez Rojas decidió bañar a sus hijos de 4 y 7 años de edad, pero el menor le dijo que no le tocara las pompas por que Jimmy, su primo de 14 años, lo había lastimado.

Con anterioridad, la mujer ya había advertido a los padres de Jimmy de la conducta inapropiada que mostraba el adolescente con los niños.

El niño le explicó a su mamá que su primo lo había lastimado con su pene, lo cual confirmó la madre al revisar el ano del pequeño.

Su otro hijo de siete años corroboró que él estaba presente cuando Jimmy violó a su hermano en su cuarto de su domicilio ubicado en el barrio Pescadores de este municipio.

Al acudir al domicilio para hablar con los padres de Jimmy, el hermano de éste, de seis años de edad, también dijo haber sufrido abuso sexual por parte del joven.

Por ello, Macrina acudió el 24 de mayo a la agencia del Ministerio Público de Chimalhuacán a presentar la denuncia, donde el médico legista le praticó exámenes a su hijo que confirmaron que  había sido violado, lo cual quedó asentado en la carpeta de investigación con número 332570970087714.

El expediente fue turnado a  la mesa de trámite número 5 a cargo de la licenciada Concepción Meraz Cruz, de donde tenía que ser remitida  la fiscalía especial para menores. Sin embargo, el expediente se  turnó dos meses después hasta el día 4 de julio.

La mujer explicó que el colmo fue que  la carpeta estaba incompleta, ya que faltaban las pruebas que el médico le practicó a  su hijo y la misma declaración del menor.

Desde entonces, “ha sido  un ir y venir a la Procuraduría, ya mis hijos no quieren hablar, los trauman más con tantas veces que le preguntan lo mismo”.

Mientras tanto, el presunto responsable de la violación sigue libre como si nada hubiera pasado, incluso conviviendo con cerca de 10 niños que viven en su mismo domicil

“Solo pido justicia por mi hijo y para que no le pase lo mismo a otros niños”, dijo la mamá.
En tanto, Macrina seguirá con el martirio de las autoridades hasta que quede bien integrada la carpeta de investigación y encuentren el documento con los exámenes que el médico legisla le practicó a su hijo.

 

 

 

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias del estado de México en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu municipio a nuestro telefono (55) 4404-1699