Investigadores buscan rescatar sitio de adoración a las faldas del Iztaccíhuatl

enero 19, 2018

FacebookTwitterWhatsAppShare

Anuncio no disponible

En la región de los volcanes, justo en las faltas del volcán Iztaccíhuatl, se lleva a cabo un proyecto de investigación sobre la ritualidad prehispánica y de culto acuático en una laguna en cuyo interior se encuentra el sitio Nahualac.

Nahualac es un proyecto de investigación con enfoque multidisciplinario orientado al estudio de la ritualidad prehispánica y el culto acuático en el sitio, la relación de este con otros lugares con evidencia arqueológica ubicados en el volcán Iztaccíhuatl y las regiones aledañas.

Dicho proyecto surge de la necesidad de investigar a profundidad un sitio que ha sido fuertemente afectado por el saqueo y cuya valiosa información cultural está por desaparecer debido a la depredación de las piezas arqueológicas que alberga el lugar.

Desde la época prehispánica, las montañas han tenido una gran importancia cultural en nuestro país. Gracias a las fuentes históricas y a las evidencias arqueológicas, sabemos que tenían un significado especial en el pensamiento de los pueblos mesoamericanos.

Estas elevaciones, así como los elementos que se encuentran dentro de ellas, estaban fuertemente vinculadas a conceptos acuáticos, de fertilidad, el ciclo agrícola, los mantenimientos, la abundancia y a deidades acuáticas o terrestres.

En el volcán Iztaccíhuatl se han identificado diversos sitios de culto prehispánico que aún en nuestros días son frecuentados por habitantes de los pueblos circundantes. Entre ellos se encuentra un importante sitio, icónico para el estudio del culto al agua y a la montaña en el México prehispánico, este lugar se ubica a 3870 metros sobre el nivel del mar, sobre la ladera oeste del volcán Iztacciuatl y recibe el nombre de Nahualac.

La primera es un estanque estacional dentro del cual se construyó en época prehispánica una estructura de 10.5 x 6 metros, se pueden apreciar con bastante nitidez las esquinas y los arranques de los muros. Alrededor de esta estructura hay nueve montículos pequeños de piedras.

La segunda se localiza a 150 metros al sureste de la estructura sobre un amplio valle donde brotan algunos manantiales: se denomina “zona de ofrendas”.

En 2015, la Subdirección de Arqueología Subacuática del INAH, respondiendo a una denuncia sobre el saqueo en el sitio, realizó trabajos de inspección en Nahualac. Se constató el alarmante estado de deterioro del lugar y evidentes huellas de saqueo a gran escala, principalmente en la denominada “zona de ofrendas”. Se planteó la necesidad de realizar investigaciones arqueológicas profundas en el sitio y formular una estrategia para la protección y difusión del patrimonio cultural que en él existe.

Fue así que surgió el Proyecto Arqueológico Nahualac, aprobado por el Consejo de Arqueología en mayo de 2016 . Está compuesto por un equipo multidisciplinario de investigadores entre los que se encuentran arqueólogos, historiadores, geógrafos, geólogos, arqueoastrónomos, limnólogos, antropólogos físicos y alpinistas.

Advertisements
FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias del estado de México en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu municipio a nuestro telefono (55) 44041699
Notas relacionadas
No hay entradas relacionadas