CÍRCULOS DE PODER: Peña Nieto y el sexenio de la incompetencia

POR: / enero 5, 2018

FacebookTwitterWhatsAppShare

Por Ma. Teresa Montaño

El 5 de septiembre del 2010, en su penúltimo informe de labores, todavía como gobernador del estado de México y cuando su fama de político crecía cómo deuda pública, Enrique Peña Nieto pronunció uno de sus discursos más prometedores para aquel momento y con más de 15 mil muertos a cuestas de un calderonismo agotado.

Ante la tesis del “Estado fallido” que por primera vez definía a México como un Estado incompetente, aquel encopetado que aún daba la pinta de “golden boy” lanzó una oferta irresistible en un momento clave: frente a un pueblo desgastado, sangrante  y cíclicamente frustrado:  “un Estado eficaz”.

El Teatro Morelos cayó rendido y 2 mil asistentes aplaudían rabiosamente.

Pero aquello no fue todo, las elecciones estatales estaban próximas y las federales a la vuelta de poco más de un año, por lo que como ahora, dos “amenazas” se cernían sobre el cielo peñista: una alianza PRD-PAN, para las elecciones locales del 2011 y su posible consolidación para el 2012.

Peña Nieto se lanzó con todo y clasificó aquello como una “grave amenaza para México”.

Incluso fue más lejos, advirtió que: “peor que la delincuencia es el riesgo de la lucha del poder por el poder mismo, ya que desvirtúa a la democracia, a los gobiernos y a las instituciones”.

Y enseguida agregó: “El poder por el poder mismo es una forma de autoritarismo, ya que reduce las opciones de la gente y lesiona el espíritu democrático… Igualmente autoritario es caer en la tentación de usar a las instituciones públicas para fines particulares o partidista”.

Luego vendría la historia con su brutal realidad. Un proceso desaseado, un sexenio corrupto, el más corrupto por derecho propio, más de 60 mil muertos y desaparecidos; vendría la Casa Blanca, los gobernadores-delincuentes, los encarcelados, los que aún gobiernan y los que recién dejaron el cargo; la justicia inoperable; Ayotzinapa, feminicidios… los contratos a los cuates; los cuates en los cargos; el glamour gobernando, los periodistas acallados; madres rascando la tierra, buscando a sus muertos…

Y así estamos parados en la misma orilla, frente al mismo cuadro, iniciando un año que a ocho de distancia nos quiere repetir la lección, prácticamente frente a la misma fórmula y con los mismos factores…. Habremos aprendido la lección?

HASTA LA PRÓXIMA

FacebookTwitterWhatsAppShare
Si quieres recibir gratis las noticias del estado de México en tu celular, solo tienes que mandarnos un mensaje de whatssapp con el nombre de tu municipio a nuestro telefono (55) 4404-1699